Granizada en Guadalajara y Tlaquepaque alcanzaron hasta un metro de altura

Granizada en Guadalajara y Tlaquepaque alcanzaron hasta un metro de altura

1 Julio, 2019 Off By Andyvell Roman

Una granizada sin precedente ocurrida la madrugada del domingo en la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco, formó capas de hielo de más de un metro de altura que cubrieron calles y al menos 50 vehículos, incluso tractocamiones, y derribaron árboles, además de dañar 482 viviendas y negocios.

Al menos 242 casas de las colonias Rancho Blanco, Álamo Industrial y La Capacha, en Tlaquepaque, resultaron afectadas, y en la primera de ellas al menos 30 vehículos quedaron varados en el hielo, según la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos.

No hubo lesionados, pero dos personas fueron atendidas por hipotermia en la colonia Álamo Industrial y tres fueron rescatadas de sus vehículos. Personal del gobierno estatal y de los municipios, con apoyo de elementos del Ejército Mexicano, atendieron la contingencia.

En las laterales de la avenida Lázaro Cárdenas, entre las calles Dos Cañas y Fuelle, en Álamo Industrial, el granizo alcanzó casi un metro de altura y dejó atrapados varios vehículos. Las autoridades usaron maquinaria pesada para quitar las densas capas de hielo.

Durante buena parte del domingo estuvieron cerrados los cruces de Lázaro Cárdenas y 18 de Marzo, Lázaro Cárdenas y Fuelle, Niños Héroes y Marcos Montero, Río Juárez y Río Tapachula y Niños Héroes y Santos Degollado.

El hielo entró a algunas casas y destruyó menaje. En otros puntos se observaron vehículos sepultados por el hielo, así como tractocamiones y autobuses varados, además de decenas de árboles caídos.

En Guadalajara hubo alrededor de 215 viviendas dañadas, principalmente en las colonias Atlas, San Carlos y El Rosario. En el municipio conurbado de Tlajomulco de Zúñiga hubo afectaciones menores en Bosque de Santa Anita, Bosque del Real y la colonia La Lagunita.

En su cuenta de Twitter, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, difundió un video en el que expresó su asombro, con un paisaje nevado a sus espaldas. Vean nomás lo que pasó aquí en algunos puntos de la ciudad. Escenas que jamás había visto en Guadalajara. Vean el granizo, que parece una nevada, y luego nos preguntamos si en verdad el cambio climático existe. Estos son fenómenos naturales que no habíamos visto y nos deben llamar la atención sobre esta agenda.

Muchos tapatíos recordaron la nevada que cayó en Guadalajara el 13 de diciembre de 1997, cuando la capital del estado se pintó de blanco.