Dallas es sorprendido por 10 tornados

Dallas es sorprendido por 10 tornados

25 Octubre, 2019 Off By Andyvell Roman

TEXAS – Un inesperado cambio de tiempo en el norte de Texas dejó a miles de personas afectadas, y a muchas de ellas sin electricidad.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés) confirmó que 10 tornados impactaron en esta zona.

El más reciente se confirmó el jueves 24 de octubre, donde se indicó que un tornado EF-0, con ráfagas de 80 millas por hora, impactó la ciudad de Allen, en el condado Collin.

Durante la semana, oficiales también confirmaron un EF-1 que impactó el domingo por la noche en Rockwall, con vientos máximos de 100 millas por hora. Uno similar, EF-1, también se confirmó en Rowlett y Dallas.

Durante la tarde del martes, NWS también confirmó que dos tornados más, uno cerca de Midlothian y otro en Ferris, tocaron tierra el domingo por la noche. El primero se calificó como un EF-1 con vientos de hasta 100 millas por hora. Mientras tanto, el segundo se calificó como EF-0, con vientos de hasta 85 millas por hora. Ambos ocurrieron en el condado Ellis.

A las 5:20 p. m., del martes, NWS confirmó un nuevo tornado. Este ocurrió en Garland, fue un EF-2, y llegó con vientos de hasta 135 millas por hora. De igual manera, oficiales confirmaron la presencia de dos tornados en el condado Kaufman.

NWS también confirmó que un tornado tocó tierra. Este sería un EF-3, ocurrió en el norte de Dallas y alcanzó vientos de hasta 140 millas por hora.

También indicaron que un tornado EF-0 causó serios daños sobre CR 3849, al norte de Wills Point, en el condado Van Zandt. Este mismo llegó con vientos de hasta 80 millas por hora.

Durante la mañana del lunes, tras una minuciosa revisión de los daños, el juez del Condado Dallas Clay Jenkins declaró el lunes por la mañana como zona de desastre a la ciudad tras el paso de un tornado.

“Para agilizar las labores y recursos de Oncor con las reparaciones de las líneas de electricidad, he firmado la Declaración de Desastre y se la he enviado al gobernador Abbott…La situación no ha empeorado, pero el propósito de la declaración es facilitar los recursos de diferentes maneras”, explicó el juez Jenkins a través de un comunicado.

Jenkins también le pide a los residentes que se mantengan alejados de las zonas afectadas por razones de seguridad.

Previamente, oficiales de la ciudad de Dallas realizaron una conferencia de prensa donde hablaron sobre las labores que están realizando para ayudar a la comunidad afectada.

Todo ocurrió la noche del domingo cuando el Servicio Nacional de Meteorología emitió varias alertas sobre tiempo severo en múltiples condados, pero no fue hasta que alrededor de las 9 p. m. que se confirmó que un tornado tocó tierra cerca del aeropuerto Dallas Love Field.

Aunque la ciudad de Dallas no ha reportado muertos o personas que resultaron gravemente heridas, el portavoz del departamento de bomberos, James Evans, sí indicó que tres personas fueron hospitalizadas para evaluación de heridas menores. Al menos 23 personas también buscaron refugio tras la situación.

El tornado también causó el colapso de múltiples estructuras, así como casas móviles y árboles. Debido a esta situación, el Distrito Escolar de Dallas también canceló las clases para el lunes 21 de octubre en la escuela secundaria Edward H. Cary, las escuelas primarias Leonides González Cigarroa, John J. Pershing, David G. Burnet y Walnut Hill, y la preparatoria Thomas Jefferson. El servicio de autobuses escolares también se vio afectado.

Los fuertes vientos y las tormentas también causaron que unas 140,000 personas se quedaran sin electricidad, según mostraba, a las 4 a. m. del lunes, el mapa de cobertura de Oncor. La compañía indicó que las tormentas a lo largo del este de Texas causaron daños significantes en las líneas de electricidad.

Hasta las 5 a. m. del lunes, se estimaba que un total de 70,000 clientes no tenían electricidad en el condado Dallas; 6,200 en el condado Collin; 1,280 en el condado Denton; 5,000 en el condado Ellis, y 15,900 en el condado Tarrant. Sin embargo, para horas de la tarde, oficiales confirmaron que solo son 65 mil usuarios estaban sin el servicio.

De acuerdo con el departamento de bomberos, la mayoría de los daños se registraron en la zona noroeste de Dallas, donde el portavoz James Evans indicó que en su mayoría se concentró entre Royal Lane, hacia el norte, y al noroeste de Northwest Highway, hacia el sur, y en Harry Hines Boulevard, hacia el oeste, y en la Interestatal 75, hacia el este.

En Richardson, autoridades también reportaron varios daños y el cierre de calles por árboles y estructuras que cayeron por los fuertes vientos. Los cierres incluyen:

  • Centennial Blvd., entre Bowser Rd. y Grove Rd.
  • Abrams Rd. entre Buckingham Rd. y Park Bend Dr.
  • Bowser Rd. entre Centennial Blvd. y Buckingham Rd.
  • Coit Rd. Sobre Spring Valley Rd (abierta, pero se está manejando como un alto de cuatro calles).

Tras los hechos, agencias de seguridad también fueron de puerta en puerta para verificar el bienestar de los residentes.